¿Podemos observar el cielo con un catalejo?

Fuente: www.caballerosdecalradia.net

 

La respuesta es simple: SI.

Un catalejo es un telescopio de tipo «refractor», extensible, que normalmente se utiliza para observaciones marítimo-terrestres, y hemos de tener muy en cuenta, que el número de aumentos que tiene un catalejo, suele ser superior al de unos prismáticos de tipo medio.

Ahora bien, con el catalejo, tenemos el mismo problema de visión estable que con los prismáticos, pues según a que declinación estemos observando, la postura de observación, y nuestro propio pulso, pueden jugarnos malas pasadas para enfocar de forma nítida al objeto o astro que queramos mirar.

Por ello, los catalejos más modernos, sobretodo los que se utilizan para realizar observaciones terrestres, ya vienen preparados para montarse en cualquier trípode fotográfico, y como su campo de visión es muy amplio (igual que ocurre con los prismáticos), no necesitan la ayuda de un «buscador».

Ejemplo de un clásico catalejo náutico. Fuente: www.mercadodelmar.com

 

Catalejo para observación terrestre, que en este caso, cuenta con 60 aumentos. Fuente: www.lepistolier.com

Claro está que cualquier catalejo, no dará la imagen que nos puede ofrecer un simple telescopio refractor de gama media, pero seguro que nos amenizará gratamente, si lo usamos para observar las maravillas que nos ofrece una noche estrellada.

Visto a través de las lentes de un simple catalejo, el campo estelar del cúmulo abierto de las Pléyades (M45), en la constelación de Tauro, puede ser un verdadero espectáculo. Fuente: www.cacahuet.es